Mi experiencia con Air Comet … día 1 …

Publicado: enero 3, 2010 en Esto sí que jode
Etiquetas:, , , , ,

Ya han pasado las fiestas navideñas y de fin de año y felizmente las he podido celebrar donde lo tenía planeado desde hace casi 3 meses. Es lógico que las celebrara donde las he planeado no? Pues este año casi no lo hago porque tuve la mala suerte de comprar un billete Madrid – Lima – Madrid en la ya inexistente aerolínea AirComet:

Sí ... AirComet me robó más de 1000 euros ...

A estas alturas ya todos deben haber leído noticias o visto reportajes sobre el tema AirComet. Para los que no se hayan enterado todavía y para los que quisieran saber un poco más, les escribo en este blog mi historia, para que quienes se animen a leerla puedan saber lo que ocurrió en este caso desde el punto de vista de un afectado directo. Antes de empezar quiero comentarles que, a pesar de que he escuchado a muchas personas decir que la quiebra y cierre de Air Comet estaba avisada desde hace mucho tiempo, honestamente yo no tenía ningún conocimiento de eso y creo que los cientos de personas que pasaron lo mismo que yo en Barajas tampoco. Había escuchado sobre huelgas en esa aerolínea, pero también las habían en Iberia y LAN, pero ambas seguían operando sus vuelos sin dar señal alguna de quiebra o cese de operaciones. Esto lo pongo para evitar comentarios del tipo “te lo dije” (si es que los hay, el blog es nuevo XD). Dicho esto, empiezo con lo mío.

Mi historia de sufrimiento empieza el 21 de diciembre del 2009. Esa madrugada nevó en casi toda España, y Madrid no se salvó. Cuando desperté ese día y ví por mi ventana que afuera todo estaba blanco pensé: “Mi vuelo se posterga por mal tiempo”. No se me ocurrió ver noticias en la tele ni buscarlas en internet. Lo primero que hice fue llamar al servicio de atención de AirComet, cuyo número era 902 380 350. Tras 10 minutos en espera (no miento, fueron 10 minutos con la desesperante música) me contestó una señorita que verificó los datos de mi vuelo y me dijo que el temporal no había afectado a mi vuelo ya que la nieve había bloqueado pistas de la T4 de Barajas, pero no había afectado a la T1, que es donde operaba Air Comet. Después de esto me fui contento a desayunar y terminar de armar mis maletas para el viaje.

A la hora de la comida encendí el televisor para distraerme viendo algo y haciendo zapping me topé con el canal de CNN, donde anunciaban que la nieve “seguía retrasando los vuelos en el aeropuerto de Barajas”, pero no precisaban que vuelos eran ni que terminales estaban afectadas. Googleando algunas noticias encontré la misma información, o mejor dicho la misma falta de información sobre los vuelos retrasados. En la portada de la página web de AENA no encontré ninguna noticia  y sólo me quedaba verificar si mi vuelo había tenido un retraso usando su página o llamando nuevamente a Air Comet. Hice las dos cosas y el resultado fue el mismo de la mañana: la hora de vuelo no había cambiado. Entonces, mucho más tranquilo y seguro, fui a descansar un rato esperando a que fueran las 8 pm para ir a Barajas.

A las 8 pm llegó el taxi que había pedido y en menos de 20 minutos ya había llegado a la T1 de Barajas. Me acercó al counter de AirComet y veo una larga cola de gente esperando ser atendida, pero el counter estaba cerrado. Le preguntó a una chica que trabajaba para el Aeropuerto si ese era el counter correcto para el vuelo a Lima y me dijo que sí, pero que lo abrían exactamente 3 horas antes del vuelo, y como el vuelo era a las 11:45 pm, abrirían a las 8:45 pm. Nunca había llegado al aeropuerto con más de 3 horas de anticipación al vuelo, así que imaginé que debía esperar. Como ya no faltaba mucho tiempo para la hora que me estaban indicando, fui al final de la cola con mi equipaje y esperé ahí.

Desde el final de la cola no podía ver nada de lo que ocurría adelante, para que tengan una idea de la cantidad de gente que había. Estaba conversando con otros pasajeros que estaban en la cola cuando, aproximadamente a las 9 pm, estalló el problema: una señora empezó a recorrer toda la fila, de inicio a fin, gritando: “No hay vuelo a Lima!… No hay vuelo a Lima! … Air Comet no tiene plata! … Le han quitado los aviones! … Air Comet ha quebrado!” mientras los pasajeros dudábamos si lo que estábamos escuchando era verdad o mentira.

Como había ido solo se me hacía difícil ir a averiguar algo a los mostradores de Air Comet porque estaban al inicio de la fila y yo no tenía con quien dejar mis cosas. En esa indecisión habré estado unos 10 minutos. Algunos pasajeros decían que era cierto y que lo habían verificado, mientras que otros decían que eran trucos para desordenar la fila y que otros ganaran algunos puestos. En esos momentos, sólo atiné a llamar a mi compañero de piso para preguntarle. Cuando le dije “dicen por aquí que Air Comet ha quebrado” él no lo creía, me dijo que iba a verificar y que llamaría en un rato. A los pocos minutos me llamó con una voz de preocupación diciéndome que era cierto, que un juzgado inglés había emitido una resolución con la cual embargaban los aviones de Air Comet por unas deudas que tenía. En ese momento me preocupé mas y no tenía idea de que hacer o a donde ir.

Después de pensar unos minutos entendí que lo único que podía hacer era ir a averiguar algo a los counter de AirComet. Dejé mis cosas encargada a una familia que también iba en el mismo vuelo que yo, que fueron quienes mas confianza me inspiraron, y me fui a averiguar algo. Llegué al counter de Air Comet y estaba cerrado! La Oficina de Información al Pasajero de Air Comet, cerrada! Fui a pedir información a la Oficina de AENA y su personal me dijo que no sabía nada de nada, que AirComet no se había comunicado todavía y que estaban llamando a sus oficinas para que alguien de la empresa pudiera darle explicaciones a los pasajeros. Por curiosidad le pregunté a que oficinas estaban llamando, y tranquilamente me responden que el único número que tienen es el de la Oficina de Información al Pasajero de Air Comet, que estaba al costado de la suya y desde ahí claramente podían ver que estaba cerrada! Esta tonta respuesta me pareció el primer error por parte de los distintos organismos o autoridades envueltas en todo este problema, y lamentablemente este iba a ser el primero de muchos.

Al igual que yo, muchos otros pasajeros preguntaban para saber algo sobre la situación y seguíamos obteniendo la misma incompetente y burlona respuesta (es una burla que te digan que no saben nada y que llamen a una oficina que tienen al costado y pueden ver que está cerrada). Luego, el personal de AENA empezó a repartir hojas de reclamación a los pasajeros diciendo que era lo único que podían hacer para ayudarnos. Sentí esto como un “toma, llénalo y no molestes más”, y creo que muchos más pasajeros también lo sintieron así. Mientras tanto, no había nadie de Air Comet que diera la cara, lo cual era más desesperante todavía. No quedaba otra que llenar la hoja y esperar a que apareciera alguien.

Fue pasando el tiempo … 9:30 pm … 10:00 pm …10:30 pm y nada. A esas horas ya se había anunciado en todos los medios televisivos que Air Comet había cesado operaciones y no existía más. Volví una vez más a preguntar a la oficina de AENA, esperando obtener una nueva respuesta, pero recibí el mismo “toma, llénalo y no molestes más” de hace una hora. Los pasajeros estaban demandando la presencia de algun representante de alto cargo del aeropuerto o de alguna autoridad del Gobierno Español o de la Comunidad de Madrid, pero hasta ese momento no aparecía nadie para ayudar a los pasajeros. Lo más increíble fue que AENA envió a agentes de seguridad para que controlen a los pasajeros porque estaban reclamando por el problema. A ver señores, un poco de criterio: me cancelaron el vuelo! Lo más normal es que me enoje y reclame, y que me enoje más al ver que nadie me da una respuesta y pasan de mí. Seamos claros: AENA controla Barajas, si querían ubicar a alguien de Air Comet lo podían hacer. Si querían dar información más precisa al pasajero también lo hubieran podido hacer, pero eligieron esconderse como cobardes y enviar policías para que no reclamemos ni digamos nada. Como dicen en España, hay que tener morro para hacer esto.

A las 12:00 am (recién) aparecieron un representante de AENA (decían que era el subdirector del aeropuerto, no puedo confirmarlo) y una representante del Ministerio de Fomento. Llegaron y no decían nada a nadie, y recién empezaron a hablar cuando los pasajeros nos enteramos quienes eran y empezamos a preguntarles cosas sobre el tema. Pero eso no es lo increíble, sino lo que respondían: “Air Comet ya no existe (eso ya lo sabemos) … El Ministerio de Fomento esta trabajando conjuntamente con AENA para CONTACTAR a representates de Air Comet (¿tan difícil es eso que demoran tanto y que no pueden hacerlo solos sino “conjuntamente”?) para que informen a los pasajeros de la situación.” Yo estaba alucinado y sorprendido de la incapacidad de estas personas para solucionar un problema. Si ser jefe de AENA o representante de un Ministerio consiste en decir “no sé nada”, le digo al Gobierno Español que pueden contar conmigo por si hay algún puesto de estos libre. Creo que poniendo de mi parte mucha sinvergüenzería, podría llegar a hacerlo igual que estas personas.

Una hora después, a la 1:00 am, el Ministerio de Fomento emitió un primer comunicado sobre el cierre de Air Comet. Después de leerlo, nuestra decepción fue mayor porque no nos daban ninguna información nueva y la situación se estaba poniendo más incierta. Pocos minutos después emitieron un segundo comunicado con más de lo mismo: nada, y la situación de los pasajeros seguía siendo incierta.

Sobre estos comunicados, quiero destacar algo: en el primer comunicado aparece como fecha 21 de diciembre. En su contenido se puede leer que “se coordina desde esta tarde” … Señores del Ministerio de Fomento: ¿tenían conocimiento del problema de Air Comet antes que los pasajeros llegaramos al aeropuerto? Si fue así, ¿podrían haberse comunicado con los pasajeros o anunciar el problema en los medios de comunicación no? … ¿Porque cambiar la fecha y no poner que fue el 22 de diciembre y que no habían estado negociando con nadie? Ese comunicado fue redactado sólo para salir del apuro. Inclusive el impreso que nos repartieron en el aeropuerto decía 22 de enero del 2010 en lugar del 21 de diciembre del 2009 que ahora aparece. Esto debería investigarse. Segundo error.

El tiempo seguía pasando. Quienes peor llevaban el problema eran las familias con niños pequeños y ancianos, ya que desde hace varias horas que no comían ni bebían nada y era lógico que empezaran a fastidiarse o sentirse mal. Este creo que es el tercer error grave: si ya nos jodieron el vuelo a los pasajeros, al menos dennnos algo de comer y beber no? Ya es bastante con que los niños tengan que quedarse a dormir en el suelo o sobre sus maletas en el aeropuerto. El trato recibido en todo momento fue de lo peor. Se llegó a mencionar que como se trataba de un vuelo a Sudamérica, con mayoría de pasajeros sudamericanos, el racismo se estaba haciendo notar. Yo no quiero confirmar ni generalizar diciendo que España es un país racista porque, sinceramente, creo que no lo es; pero si se permite que gente que tiene contacto con extranjeros tenga esa actitud despectiva y cause esa impresión, no deberían de quejarse ni ofenderse cuando se diga que existe el racismo en su país. Definitivamente este es otro error. Vamos por el cuarto y sigo en el primer capítulo de mi historia.

Aproximadamente a la 1:30 am se emitió un tercer comunicado donde se anunciaba la habilitación de 3 líneas telefónicas de ayuda y una oficina de atención a los pasajeros varados . Apenas recibí el impreso le pregunté a la representante del Ministerio de Fomento (debí haber averiguado su nombre para ponerlo aquí) si en esas líneas nos iban a dar información más precisa que la que nos estaban ofreciendo en el aeropuerto. Su respuesta fue: “Sí, las líneas se han habilitado para eso” y acto seguido se fue raudamente como si fuera un preso fugando de una cárcel, al igual que el representante de AENA que la acompañaba, demostrando una actitud de lo más cobarde. Nadie pudo llegar a saber porque se habilitó una oficina para pasajeros, que estaban varados en el aeropuerto, fuera del aeropuerto. Quinto error y el Ministerio de Fomento seguía demostrando una falta de criterio increíble. Muchos de los pasajeros no vivían en Madrid y por eso no se movían del aeropuerto. Otros como yo no podíamos llevar nuestro equipaje fuera porque estábamos solos y por eso tampoco nos movíamos del aeropuerto. Lo lógico hubiera sido informar sobre el caso en las oficinas de AENA en Barajas para ayudarnos de verdad.

Volviendo a los números de ayuda, como en el comunicado decía que ya estaban habilitados llamé para preguntar esperando esa “información más precisa” que me habían dicho recibiría. Al llamar, el que me atendió me dijo que recién iban a dar nueva información el 22 de diciembre a las 10:00 am cuando abriera la oficina para pasajeros que se anunciaba en el comunicado. Mi enojo en ese momento ya no podía ser medido. Los pasajeros habíamos sido víctima de una burla tras otra, mientras que los responsables del problema no daban la cara. Toda la situación era increíble e injusta. Como dice una canción, la vida es así, no la he inventado yo … si la hubiera hecho yo, definitivamente sería más justa.

Ya eran casi las 2:00 am. No nos daban respuesta en ningún lugar. Junto a otros pasajeros pensamos que podíamos llamar atención de AENA realizando protestas para que nos escuchen. Por si acaso, las protestas fueron pacíficas, no hubo violencia con nadie, pero los agentes de seguridad igual intentaban que no hiciéramos nada. A esa hora se habían presentado sólo dos canales de televisión a grabar imágenes de lo que estaba ocurriendo. Otros pocos periodistas radiales llegaron para entrevistar a los pasajeros sobre lo ocurrido. Los pasajeros pensábamos que esto haría que más autoridades se interesaran por nuestro caso, pero nada dió resultado y entonces yo, desanimado y cansado, pensé que mejor dormía para ya mañana hacer algo para intentar solucionar mi problema. Entonces me quedé ahí, en Barajas, durmiendo con mis maletas, esperando encontrar todo completo al día siguiente.

Eso es todo por mi primer día, ya les contaré el segundo en otro post … Chau!

Mi experiencia con Air Comet … día 2 …

Mi experiencia con Air Comet … día 3 …

Mi experiencia con Air Comet … ¿final? …

Mi experiencia con Air Comet … día 2

Anuncios
comentarios
  1. […] ← Mi experiencia con Air Comet … día 1 … Mi experiencia con Air Comet … día 3 … […]

  2. […] Mi experiencia con Air Comet … día 1 … « lo ke no kería … // Enero 6, 2010 a 6:35 PM | Responder […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s